🎯ANÁLISIS DE GUERRA ðŸ‡·ðŸ‡ºðŸ‡ºðŸ‡¦ðŸ‡ºðŸ‡¸

Teatro de Operaciones Militares (TOM) Día 185, 27/08/2022. La dorsal de Lomonósov, es una dorsal oceánica de la corteza terrestre en el océano Glacial Ártico. Abarca 1.800 km desde la isla de Nueva Siberia sobre la parte central del océano hasta la isla de Ellesmere en el archipiélago ártico canadiense. La dorsal de Lomonósov fue descubierta por primera vez por las expediciones soviéticas de alta latitud del año 1948 y recibe su nombre por Mijaíl Lomonósov. El nombre fue aprobado por el Subcomité de nombres de rasgos submarinos (SCUFN). Quizás no le diga nada, peor leyendo este TOM, comprenderá su importancia.

Esta noticia es interesante desarrollarla, por las implicancias que tiene, y porque he estudiado el tema, porque siempre me pregunté ¿a quién pertenece en Ártico?, si se fijan bien, nadie discute con el mismo énfasis, por la soberanía en la Antártica, pero no es lo mismo en el Ártico ¿por qué?. La OTAN avisa del desafío que supone la mayor presencia de Rusia en el Ártico. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha advertido este viernes del «desafío estratégico» que supone para la Alianza Atlántica la mayor presencia de Rusia en el Ártico. Stoltenberg concluyó hoy una visita de tres días a Canadá en la base aérea de Cold Lake, en el noroeste del país donde están basados los aviones de combate del Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (Norad) encargados de patrullar el Ártico.

Junto con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el secretario general de la OTAN recalcó que el trayecto más corto para que misiles y bombarderos rusos lleguen a Europa occidental es a través de la región ártica. Además, Stoltenberg explicó que Rusia está utilizando el Ártico para realizar pruebas de nuevas armas como los misiles hipersónicos.

Esta vulgaridad propia de la OTAN y su secretario general, que les recuerdo, viene de esa izquierda capitalista, como otro ex Secretario General, un tal Javier Solana, el carnicero de Belgrado. El asunto con el Ártico es muy diferente a los que este payaso dice, de hecho, los polígonos de tiro de Rusia con respecto a sus misiles hipersónicos, se encuentran en el continente. Y ayer vimos que dicen los españoles, que esas armas no existen.

Bien, abordemos eso del Ártico, que es más interesante de lo que ustedes se imaginan. Allí es geopolítica de alto vuelo. El Ártico, al igual que muchos otros ecosistemas del planeta tierra, está sufriendo severas modificaciones causadas por el cambio climático. Dhaka University Model United Nations Association, DUMUNA, asegura que ese gran bloque helado, ubicado en el Polo Norte del globo, poco a poco se va derritiendo gracias al aumento de las temperaturas y, con ello, más países se unen a la pelea para obtener control sobre él. Al inicio esa “disputa” sobre la soberanía del Ártico puede parecer absurda, dada a la naturaleza helada e inhóspita de aquel lugar, sin embargo, es necesario un análisis más profundo. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, debajo del Ártico se encuentran aproximadamente 22% de las reservas mundiales de petróleo y gas; además la ruta marítima surgida del deshielo tiene el potencial de reemplazar el Canal de Suez.

Cuando se juntan esas dos características con alto valor geopolítico y geoestratégico, véase reservas energéticas y nuevas rutas marítimas comerciales, el conflicto del Ártico hace sentido. Las buenas noticias es que el debate sobre quién puede controlar y explotar ese helado territorio ha tomado lugar en Naciones Unidas, ONU, y los mecanismos de solución de controversias de la Convención de las Naciones Unidas sobre del Derecho del Mar, UNCLOS (Carlson, Hubach, Long, Minteer & Young, 2013, p. 28). No obstante, el riesgo de un conflicto bélico a raíz del Ártico no se puede descartar al 100%, más con la creciente militarización en sus cercanías.

Contexto histórico contemporáneo: de la guerra fría a UNCLOS

A partir de 1940 en adelante, el Ártico se transforma en una zona estratégica porque el mundo descubrió que esa región representaba la distancia más corta entre América, Europa y Asia, ya fuese para bien o para mal (Piffero, da Silva, Gimenez, Lersch & Gihad, 2013, p. 15). Durante la Segunda Guerra Mundial, esa cercanía fue usada por los aliados para coordinar estrategias militares colaborativas contra el eje, sin embargo, la situación cambió radicalmente para 1950, año en que el Ártico se convirtió en una región de tensión y escalada militar (Piffero et al., 2013, p. 15-16).

Otra situación que funcionó como catalizador al conflicto fue Estados Unidos bajo la presidencia Truman. El expresidente estadounidense proclamó una política que le permitía a su país extraer recursos naturales marinos de forma unilateral, lo cual la ONU combatió con la Convención sobre la Plataforma Continental de 1958, documento legal aprobado por todos los países a excepción de Islandia (DUMUNA, 2020, par. 6). Si las posibles disputas legales se contuvieron algunos años con la acción de la ONU, la escalada militar no se detuvo en absoluto.

Entre inicios de los 50 y finales de los 70, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido construyeron varios sistemas antimisiles en Alaska, el norte de Canadá y Groenlandia, mientras que la Unión Soviética hacía lo mismo y colocaba submarinos nucleares en los alrededores (Piffero et al., 2013, p. 16-17). Durante esos años, las confrontaciones diplomáticas por el ártico resurgieron. En 1972, el Reino de Dinamarca y Canadá mandaron a la ONU su “acuerdo legal” sobre los territorios del Ártico, movimiento que generó malestar y discordia en otros países como la Unión Soviética (DUMUNA, 2020, par. 7).

No fue hasta la década de 1980 que la escalada militar y los problemas diplomáticos sufrieron cambios importantes. El primero de octubre de 1987, Gorbachov, antiguo líder de la Unión Soviética, declaró la “Iniciativa Murmansk” donde pidió el cese de la naturaleza hostil en el Polo Norte y la colaboración científica en esa región con Estados Unidos y el resto del mundo (Piffero et al., 2013, p. 17). Del lado diplomático, los reclamos adquirieron una naturaleza institucionalizada con el artículo 76 de UNCLOS, el cual le permite a un Estado miembro, si proporciona evidencia geológica de que un lecho marino distante pertenece a su plataforma continental, adquirir control sobre ese territorio (DUMUNA, 2020, par. 8-10).

En otras palabras, UNCLOS permite a sus participantes poder reclamar áreas marinas que se encuentran más allá de su zona económica exclusiva, ZEE, si demuestra con evidencia científica que esas regiones se encuentran en su plataforma continental. Gracias a lo anterior, países como Canadá, Rusia, Dinamarca y Noruega han utilizado ese mismo artículo de UNCLOS para buscar imponer su soberanía sobre el Ártico en los últimos años.

Reclamos rusos

En diciembre de 2001, la Federación Rusa, luego de firmar y ratificar UNCLOS en 1997, se convirtió en el primer país en solicitar una ampliación de su ZEE hacia el Ártico, empero, su solicitud fue rechazada en la ONU (Carlson et al., 2013, p. 28). A pesar de la negativa, Rusia no se dio por vencido y, durante los años siguientes, siguió emprendiendo nuevas acciones con el objetivo de tomar control sobre el Ártico. El siguiente movimiento del Kremlin sobre el tema ocurrió en 2007, año en que exploradores rusos visitaron la región para recolectar información del petróleo ubicado en ese lugar, colocar una bandera de la Federación Rusa y declarar el «regreso» de su país como poder mayor (Carlson et al., 2013, p. 29).

Catorce años posterior a esos acontecimientos, Rusia mandó una nueva solicitud a la ONU, basándose otra vez en el artículo 76 de UNCLOS, con evidencia científica para poder extender su ZEE hacia el Ártico a tal grado, que invade la zona de Canadá, buscando una expansión aproximada de 705,000 kilómetros cuadrados (Tranter, 2021, par. 5). Dado a que la solicitud fue enviada en 2021, aún no hay respuesta de la ONU y la incertidumbre se mantiene. Hasta ahora, todas las acciones anteriores de Rusia han sido en el ámbito diplomático, no obstante, falta analizar la otra estrategia utilizada por el Kremlin para tomar el control sobre el Polo Norte: una escalada militar.

Contrario a los deseos de su predecesor, Vladimir Putin ha buscado restaurar la presencia militar rusa en el Ártico poco a poco; en el 2008 el gasto militar dirigido para operaciones en esa zona fue de 58 mil millones de dólares, siete años después la cifra aumentó a 90 mil millones de dólares (Petersen & Pincus, 2021, p. 492). También, el actual gobierno ruso ha dirigido grandes recursos económicos para la modernización de todo el sistema tecnológico presente en el Polo Norte. En 2018, Nikolai Yeymenov, comandante militar ruso para el Ártico, explicó que la modernización al sistema de radio, cableado, comunicaciones, infraestructura y de defensa antimisiles buscan crear un «escudo» antimisiles para Rusia, objetivo que era imposible con el equipamiento soviético previo a la renovación (Petersen & Pincus, 2021, p. 493).

Todo parece indicar que la escalada militar rusa en el Ártico no se va a detener en el futuro cercano por dos razones: defensa y potencial energético. De acuerdo con varios estrategas rusos, el control sobre el Polo Norte es un peligro a su seguridad nacional porque ciertos Estados y coaliciones militares, como la Alianza Atlántica, OTAN, buscan dominar esa región con intenciones de intimidar a Rusia (Petersen & Pincus, 2021, p. 497). Respecto al lado energético, si Putin logra hacerse suyo la mayor parte del Ártico, consolidaría a Rusia como el líder energético indiscutible, dándole el poder de dominar los mercados mundiales de petróleo y gas (Carlson et al., 2013, p. 30).

Esta última aseveración, la estamos viviendo hoy en día. Las solicitudes de Rusia no son antojadizas, ustedes podrán apreciar el mapa.

Reclamos canadienses

Aunque Canadá lleva haciendo reclamos sobre el ártico desde inicios del siglo XX, no fue hasta 1969 cuando hizo una declaración oficial y seria cuando una compañía estadounidense intentó entrar al área helada perteneciente al gobierno canadiense (Carlson et al., 2013, p. 31). Como consecuencia, Ottawa ha tenido bastantes roces con gobiernos cercanos al Polo Norte. El más cercano es con Estados Unidos y es sobre una disputa concreta del mar de Beaufort, mientras que Dinamarca, vía Groenlandia, el conflicto se aterriza en las islas Hans, extensiones de tierra muy cercanas al Ártico (Carlson et al., 2013, p. 32).

Debo aclarar que las islas Hans, miden 1.5 km2, y está dividida entre Canadá y Dinamarca, la importancia no es la superficie, sino los derechos exclusivos que desde ese punto (200 millas) se derivan.

A diferencia de Rusia, Canadá no ha emprendido acciones militares tan grandes en las cercanías de ese territorio. La única operación o militarización emprendida por el gobierno canadiense ocurrió en el 2005, año en que el ejército de Ottawa fue a las islas Hans para retirar la bandera de Dinamarca para reemplazarla con una canadiense (Carlson et al., 2013, p. 32). El tiempo pasó y Canadá, luego de juntar bastante evidencia científica, emprendió su siguiente movimiento años más tarde. Convirtiéndose ahora en el tercer país en reclamar que debe tener soberanía sobre gran parte del Ártico en base al artículo 76 de UNCLOS, Canadá mandó su solicitud a la ONU en el 2019 (Kemeny, 2019, par. 1). Todavía no hay respuesta de la ONU hacia la solicitud de Canadá, lo cual probablemente no cambie en bastante tiempo si se considera el reclamo de Rusia y el de Dinamarca.

Reclamos daneses

No se puede entender el caso de Dinamarca si no se recalca que este país tiene control sobre Groenlandia y las Islas Feroe. Dada su cercanía al Ártico, los dos territorios mencionados con anterioridad le facilitan mucho al gobierno danés sobre el asunto, empero, sus acciones tuvieron que esperar hasta 2014 porque no fue hasta el 2004 cuando ratificó UNCLOS (Carlson et al., 2013, p. 33). Siendo así, y con base en el artículo 76 de la convención, en 2014 Dinamarca, junto a Groenlandia y las Islas Feroe, mandó su solicitud a la ONU para tener control sobre 350,000 millas cuadradas en el Ártico (Calamur, 2014, par. 1). De la misma forma que Canadá, Dinamarca no ha emprendido acciones militares a gran escala por culpa del Polo Norte, pero eso no se traduce en ignorancia o soberbia en el gobierno danés. Justo después de mandar la solicitud a la ONU, el Ministro de Relaciones Exterior de Dinamarca declaró que el posicionamiento de su país podría suponer conflictos diplomáticos con Noruega, Canadá, Rusia y Estados Unidos (Calamur, 2014, par. 9). Al igual que las solicitudes rusa y canadiense, Dinamarca tampoco ha recibido respuesta de la ONU.

¿Qué hay de Estados Unidos y China?

Ambos países, a diferencia de Rusia, Canadá y Dinamarca, no han hechos reclamos del Ártico basándose en el artículo 76 de UNCLOS. En el caso de Estados Unidos, al no ser miembro de la convención, le es imposible poder hacer un reclamo como ese, por lo que ha utilizado otros mecanismos, véase la afirmación en 2008 donde, supuestamente, la ZEE de Alaska alcanzaba el Ártico (Carlson et al., 2013, p. 37). A partir de entonces, Estados Unidos ha mantenido una postura alerta sobre el control del Polo Norte y sus recursos energéticos. En el 2013, el Secretario de Defensa de Estados Unidos afirmó que el Ártico se ha vuelto un asunto de suma importancia para su país, quien esta dispuesto a colaborar con sus aliados para conseguir sus objetivos estratégicos en la zona (Lundestad & Tunsjø, 2015, p. 392).

Para el caso de China, la situación es más compleja en el Ártico. Aún cuando Pekín forma parte de UNCLOS, ese documento legal no le permite poder hacer una reclamación como las hechas por Canadá porque China no está geográficamente cerca del Polo Norte. Gracias a eso, la postura del gobierno chino ha sido más discreta y cerrada. Por ejemplo, su acción más concreta ha sido su ingreso como país observador al Consejo Ártico en el 2013; China no cuenta con una política “oficial” hacia el Ártico como los otros países interesados en el asunto (Lundestad & Tunsjø, 2015, p. 395). Entonces, la postura china se puede interpretar como un “espera y ve” hacia los acontecimientos recientes en el Ártico puesto a que, para el gobierno chino, desde los años 90 esa región inhóspita de la tierra es muy atractiva para la investigación científica (Lundestad & Tunsjø, 2015, p. 395).

Ese es el contexto. Existe un punto de partida que no puede ser obviado bajo ninguna circunstancia, ¿quién tiene mayores posibilidades en sus reclamos soberanos?, sin lugar a dudas Rusia ¿lo digo por qué soy pro ruso?, no, en absoluto, lo digo porque está demostrado y lo que hacen los demandantes, es como ubicarse en el entorno, por cuestiones de los acuerdos de los espacios marítimos internacionales, porque al centro y atravesando todo el continente Ártico, o lo que queda de él, está lo que sigue: la dorsal de Lomonósov es la dorsal oceánica que va desde el mar de Láptev hasta el norte de Groenlandia, pasando por el Polo Norte geográfico. Cuando existen controversias territoriales entre Estados, ustedes deben saber que la fuente del derecho es la ley y la costumbre, pues en este caso, es demostrar que tal o cual territorio, que antes no se veía porque está cubierto, o bien aún cubierto de hielo, pero que en prospecciones submarinas se puede demostrar que es la continuidad de una cadena montañosa de tal o cual país, pues nada, el Polo Norte nace en Rusia, así de simple. Por algo se llama la dorsal de Lomonósov.

Claro que es estratégico, ya los rusos han descubiertos muchos yacimientos, tienen zonas de exclusividad, aún con los reclamos pendientes y sin resolución por ahora, de hecho, ya tienen ruta marítima 100% de ellos. Rusia tiene 9 rompehielos, todos pesados, de los cuales, 3 son nucleares, es el único en el mundo en tener rompehielos nucleares.

Si la OTAN hoy comienza con su jueguito de declaraciones y boberías, existen soluciones para las controversias, pero no para instituciones, sino entre Estados y la OTAN no lo es, es el colmo que se los tenga que recordar yo y por Facebook. Toda la actividad rusa en el Polo Norte y el Ártico, tiene un solo nombre para Putin, el Kursk. Ha sido toda esta actividad el mejor homenaje al más duro golpe que haya recibido Vladimir Putin. De hecho, no sé si usted lo sabe, pero nunca, ha participado en un acto conmemorativo del hundimiento del Kursk, y creo comprender por qué, porque los que hizo Putin con respecto a las Fuerzas Armadas rusas, ha sido su mejor homenaje, y él lo sabe, su círculo también, y los rusos lo valoran.

El OIEA insiste en que espera ir «muy pronto» a Zaporiyia. La agencia nuclear de la ONU confirmó este viernes que uno de los reactores de la central nuclear de Zaporiyia está nuevamente conectado a la red eléctrica de Ucrania y aseguró que espera enviar «muy pronto», en cuestión de días, una misión para inspeccionar la seguridad de la central sobre el terreno.

En un comunicado, el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, «se congratuló del restablecimiento de la línea eléctrica exterior» de Zaporiyia.

No obstante, resaltó que los recientes cortes de energía de la mayor planta atómica de Europa, controlada por las tropas rusas aunque operada por personal ucraniano, «han puesto de manifiesto la potencial vulnerabilidad de una gran central nuclear situada en medio de una zona de conflicto activo».

Hungría autoriza la construcción de dos reactores nucleares por el grupo ruso Rosatom. El gobierno de Hungría ha anunciado el lanzamiento «en las próximas semanas» de la construcción de dos reactores nucleares, en cooperación con el conglomerado ruso Rosatom. La autorización fue dada el jueves por las autoridades de regulación nacional, después de numerosos retrasos, indicó el ministro húngaro de Relaciones Exteriores, Peter Szijjarto.

«Se trata de un gran paso, de un hito», afirmó Szijjarto en un video publicado en su cuenta en Facebook. «Podremos pasar de la fase inicial a la fase de construcción. Lo verán en las próximas semanas, en el sitio de Paks», agregó. Este controvertido proyecto ilustra los buenos vínculos que el primer ministro ultranacionalista de Hungría, Viktor Orban, ha establecido con el presidente ruso, Vladimir Putin. La invasión rusa de Ucrania no ha modificado la postura de Hungría sobre ese expediente, en contradicción con la política de los demás países de la Unión Europea (UE) de reducir la dependencia energética del bloque de fuentes energéticas rusas.

¿Por qué es un controvertido proyecto?, si fuera EEUU con Italia, nadie diría nada. Es más, si fuera entre Hungría y Francia, tampoco, entonces el problema es Rusia. Pues lo lamento, Rusia es más capacitado que los atrasados países europeos.

Preparativos de la misión del OIEA. La central nuclear ucraniana de Zaporiyia, bajo control ruso, ha vuelto hoy a conectarse a la red eléctrica nacional y ha convertido en urgente su inspección por parte de la agencia atómica de la ONU, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Según ha dicho a la emisora de radio ucraniana «NV» la asesora del ministro de Energía, Lana Zerkal, la «misión está prevista para la próxima semana».

«Ahora se están decidiendo todas las rutas logísticas, cómo llegarán allí. A pesar de que los rusos acordaron que la misión viajará por el territorio de Ucrania, ahora están artificialmente creando todas las condiciones para que la misión no llegue (…)», ha sostenido. Vladímir Rogov, miembro del consejo prorruso de la región de Zaporiyia, ha asegurado a la agencia TASS que se están evaluando «varias rutas» y que las autoridades designadas por Rusia están dispuestas a garantizar la seguridad de los expertos.

Rusia se opone a la desmilitarización de la planta, como exige Kiev, y no ve con buenos ojos la permanencia de expertos del OIEA. Les resumo la situación, llegarán, harán una inspección y se irán, Rusia seguirá controlando la Central, y no les quedará más remedio que establecer un perímetro de 100 km a la redonda de la central, y se acabará el problema, entonce Mykolaiv y la ciudad natal de Nazisky (Krivói Rog) serán controladas.

«Riesgo muy elevado de catástrofe nuclear». Ante «un riesgo muy elevado de catástrofe nuclear», el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que depende de la ONU, pide que sus expertos puedan acceder a la central nuclear de Zaporiyia. La consejera del ministro de Energía ucraniano, Lana Zerkal, ha afirmado que hay una inspección del OIEA «prevista para la semana próxima». Pero Zerkal ha mostrado su escepticismo sobre su realización, acusando a los rusos de imponer «artificialmente» condiciones para que los expertos no puedan acceder a la zona.

Moscú, que rechaza esa acusación, el viernes impidió la adopción de una declaración conjunta en la ONU sobre el Tratado de No Proliferación Nuclear. Rusia rechazó en particular los párrafos que subrayaban una «gran preocupación» por las actividades militares en torno a las centrales eléctricas ucranianas y por la «pérdida de control» de Kiev sobre estos lugares.

Bueno, si los participantes de esa inspección, se muestran ya parciales antes de iniciar la misma, es probable que no se de. Por que la pregunta sobre esta situación es muy simple, ¿por qué entre el 4 de marzo, momento que los rusos entraron a la central y el 16 de julio, comenzaron las noticias de bombardeos sobre la central, nada ocurrió?, es muy simple y de una lógica para niños, los rusos no se bombardean así mismos, son los ucranianos que no quieren que el tema de la guerra en Ucrania, salga de los radares mediáticos, de ahí esta pantomima. Pero bueno, si ellos u occidente no se han enterado, las guerras se ganan en el terreno y en ninguna otra parte más.

De esto se trata el chanchullo de la Central y de nada más. Ucrania pide la inmediata liberación de la central de Zaporiyia ante el riesgo nuclear. Ucrania se ha dirigido hoy a la comunidad internacional para que obligue a Rusia a liberar la central nuclear de Zaporiyia, ahora que se han reconectado a la red eléctrica general los dos reactores de la planta, ante el riesgo de un escape radiactivo. La agencia nuclear ucraniana, Energoatom, considera que ha llegado el momento de «tomar medidas urgentes» para que Rusia ceda el control de la mayor planta atómica de Europa al Estado ucraniano «en aras de la seguridad del mundo entero».

Esperen allí sentaditos, pero no se muevan.

Moldavia defiende su ingreso en la UE y condena la campaña militar rusa. La presidenta de Moldavia, Maia Sandu, ha defendido hoy el ingreso de su país en la Unión Europea (UE) y ha condenado la campaña militar rusa en Ucrania con ocasión del 31 aniversario de la independencia de esa antigua república soviética. «Moldavia será realmente fuerte y capaz de defender a sus ciudadanos sólo en la familia de países europeos», ha dicho Sandu durante un discurso pronunciado al aire libre en el centro de Chisinau, capital moldava, según informan medios locales.

Sandu, antigua funcionaria del Banco Mundial, ha subrayado que «Moldavia podrá mantener y fortalecer su democracia sólo en la UE» y lo mismo ocurre a la hora de garantizar la prosperidad de la ciudadanía. Moldavia recibió en junio pasado junto a Ucrania el estatus de país candidato al ingreso en la UE, lo que Sandu calificó entonces de «luz al final del túnel».

No sé Maia, pero decir que entrar a Europa significa «luz al final del túnel» y tú gobernando el país, es una frase muy poco condescendiente contigo misma. Yo no creo que Moldavia vaya entrar a la Unión Europea, es más, no tengo claro que en los próximos 10 años, ese organismo exista.

Putin dará subsidios a las personas vulnerables que hayan salido de Ucrania hacia Rusia. Vladimir Putin ha firmado hoy un decreto que determina el pago de subsidios sociales a personas vulnerables (jubilados, lisiados, mujeres embarazadas) que se hubiesen visto obligadas a partir de Ucrania o de los territorios separatistas.

Según Moscú, unos 3,6 millones de ucranianos, entre ellos 587.000 niños, huyeron a Rusia después de la ofensiva militar lanzada por orden de Putin contra el país vecino a fines de febrero. Las autoridades rusas alientan esas partidas y habilitaron centros de acogida en todo el país. El nuevo decreto se suma al firmado también hoy por el presidente ruso que facilita la estancia y el trabajo de centenas de miles de ucranianos que se establecieron en Rusia con el inicio de la guerra.

Casi la mitad de los ucranianos que han dejado el país, lo han hecho hacia Rusia ¿no les parece extraño el relato occidental?.

Mientras EU impone sanciones contra Rusia, México aumenta importaciones desde Rusia. Los datos del Banco de México muestran que en el primer semestre de 2022 los importadores mexicanos compraron bienes a Rusia por más de $1,190 millones, lo que es un 20.85% más que el año pasado

Presidente de la FED (reserva federal de Yumilandia). Powell advierte: la lucha contra la inflación «hará sufrir a las familias». La declaración se produjo durante la conferencia anual de banqueros centrales de Jackson Hole.

Los primeros centros comerciales de Alemania han comenzado a cerrar algunas escaleras mecánicas como parte de las medidas de ahorro de energía, escribe el diario Bild.

En el terreno.

Dron corrigiendo a la artillería, hasta que esta acaba con los soldados ucranianos. El día a día del soldado ucraniano, esperar en una trinchera hasta ser eliminado. Video 1

Los combatientes «Wagner» utilizan con éxito el sistema lanzallamas pesado TOS-1A contra los militantes de las Fuerzas Armadas de Ucrania que se han instalado en sus agujeros cerca de Artyomovsk. Video

Y es inexorable el destino de ellos. https://t.me/FidelistaPS/34929

En el área de la localidad de lozovoe, región de Kherson, las unidades de la brigada aeromóvil de las fuerzas armadas de Ucrania 46, que hicieron otro intento de forzar secretamente el río Inhulets, fueron derrotadas. Las pérdidas enemigas ascendieron a más de 130 personas y 10 unidades de equipo militar: el Ministerio de defensa de la Federación rusa.

La destrucción de un almacén en Uman con misiles HIMARS y proyectiles para el M777 obtuvo una continuación. El Ministerio de defensa de la Federación rusa informó que un gran almacén de municiones de la brigada de artillería 44 de las fuerzas armadas de Ucrania con misiles HIMARS para sistemas de tiro de salva fabricados por los Estados Unidos y proyectiles para obuses estadounidenses M777 fue destruido por armas de alta precisión basadas en tierra en el área de la localidad de Preobrazhenka, región de Dnipropetrovsk.

Los combatientes del 1.er batallón del NM de la RPD atacan las posiciones enemigas en el área de Novgorodsky (Nueva York) desde un cañón antitanque 100-mm MT-12 «Rapier». Video (contra, ese cañon es viejo, viejo, y miren cómo funciona), los rusos hacen cosas para toda la vida, si el AK es del año 47, y tú lo coges, y dispara sin problemas.

Y estaban tranquilamente conversando, cuando de repente, se aparece él…, si se fijan bien, el que estaba más cerca, desapareció, los otros, quedaron allí. https://t.me/FidelistaPS/34872

Foto: El Ártico y la Dorsal de Lomonósov, de ser unos de los puntos más fríos del planeta, será uno de los más candentes no muy lejos.

Rusia no comienza las guerras, las termina. ¿Hoy, está más cerca Rusia de Kiev, o Ucrania de Moscú?, si tienes la respuesta, entonces estamos claros.

Nota fuente: Fidelista por siempre

📲(https://t.me/wofnon)

#Rusia #Ucrania #wofnon

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: